bastiat defendiendo a Uber

Bastiat nació en 1801 en la ciudad de Bayona, en el sur de Francia, y trabajó en el negocio de exportación de su familia antes de convertirse en un funcionario electo a principios de sus 30 años. Su experiencia en el mundo de los negocios contribuyó a las ideas económicas que promulgó en varios ensayos polémicos publicados en la década de 1840.

Desafortunadamente, en una de sus giras como orador en Francia, contrajo tuberculosis. Luego se retiró a Roma para recuperarse, pero murió allí en 1850.

La vida de Bastiat demuestra que el cambio es posible, incluso en la mediana edad. Sólo en 1844, a la edad de 43 años, publicó su primer artículo de economía en el Journal des Économistes. Escribía para ellos regularmente hasta su muerte.

Este cambio tardío de carrera le proporcionó el reconocimiento mundial que nunca habría logrado si hubiera seguido siendo un exportador y político del sur de Francia. También le dio una posición desde la que satirizar la miopía económica.

Tabla de contenido

Bastiat y Uber

El ensayo corto más famoso de Bastiat satiriza efectivamente toda la situación de Uber, a pesar del hecho de que nació 200 años antes de la fundación de Uber y no sabía nada sobre compartir el carro, las aplicaciones o los teléfonos inteligentes. Sin embargo, su análisis de los propietarios de pequeñas empresas, como los taxistas actuales, es tan relevante en 2018 como cuando escribió el artículo en 1845.

El ensayo de Bastiat está escrito como una petición de los fabricantes de velas franceses al Parlamento francés. La petición pide al gobierno que «apruebe una ley que exija el cierre de todas las ventanas, buhardillas, claraboyas, persianas interiores y exteriores, cortinas, ventanillas, ojos de buey, faroles y persianas; en resumen, todas las aberturas, agujeros, grietas y fisuras por las que la luz del sol suele entrar en las casas».

El objetivo aparente de los fabricantes de velas es demostrar los efectos ruinosos de un «competidor extranjero» (es decir, el sol) en la economía francesa, ya que el sol proporciona luz a bajo o ningún coste.

Utiliza el humor para burlarse de las condiciones sociales, al igual que otros grandes satíricos, como el irlandés Jonathan Swift en A Modest Proposal, quien sugirió que cocinar bebés era una forma maravillosa de alimentar a la gente y reducir la sobrepoblación al mismo tiempo.

Lo que hace que la sátira de Bastiat sea tan brillante es que expone la ilógica de proteger la industria de las velas tratando al sol como si fuera un adversario extranjero con ventajas competitivas injustas.

En cuanto a la relevancia del ensayo, al reemplazar la luz del sol por la de Uber y los fabricantes de velas por la de los taxistas, se puede ver la misma miopía económica en 2018 que en 1845. Esta obra satírica tiene apenas 1.600 palabras, pero vale la pena leerla ahora que los políticos colombianos reflexionan sobre el destino de Uber y la dirección de toda la economía colombiana. Puede leerla aquí.

One thought on “¿Bastiat estaría defendiendo a Uber en este momento?”

Deja un comentario