Microtrabajos en Colombia

Comenzamos preguntándonos de dónde viene los microtrabajos en Colombia, pero para saberlo, debemos remontarnos al crowdsourcing.

Acuñado en 2005 por el escritor de la revista Wired Jeff Howe, «crowdsourcing» se refiere al acto de tomar un trabajo una vez realizado por un agente designado (un empleado, un trabajador autónomo o una empresa independiente) y subcontratarlo a un grupo indefinido, generalmente grande de personas a través de una convocatoria abierta, que generalmente tiene lugar a través de Internet.

Como sugiere la combinación de las palabras «multitud» y «subcontratación», los orígenes de la palabra se refieren directamente a las motivaciones económicas para el uso de la subcontratación por parte de las empresas: mano de obra más barata y a la carta. Los grupos de trabajadores que abarcan múltiples zonas horarias ofrecen a las empresas la posibilidad de completar proyectos a cualquier hora del día o de la noche, y un gran número de trabajadores hacen que las tareas se puedan realizar rápidamente. Aprovechando el poder de «la gran masa», una empresa puede acceder a miles de trabajadores que pueden, por ejemplo, procesar grandes volúmenes de datos en un período de tiempo relativamente corto, sin ninguna otra obligación por parte de la empresa para con esos trabajadores. No son empleados con una duración de contrato más allá de la única tarea a realizar.

Si el crowdsourcing es el acto de subcontratar el trabajo a «la multitud», entonces las plataformas de trabajo en grupo o microtrabajo, son los servicios digitales (sitios web o aplicaciones) que facilitan el crowdsourcing. Estas plataformas proporcionan la infraestructura técnica para que los solicitantes anuncien las tareas a un gran número de trabajadores potenciales que abarcan circunstancias geográficas y económicas – «la multitud» – para recuperar y evaluar los resultados de las tareas completadas, y para pagar a los trabajadores individuales por los servicios prestados. A la inversa, estas plataformas también proporcionan servicios e infraestructura a los trabajadores, ofreciendo una ubicación centralizada para que los trabajadores puedan identificar las tareas de los diferentes solicitantes, un método para presentar los productos de trabajo y la infraestructura técnica y financiera para recibir el pago por el trabajo realizado.

¿Son los microtrabajos en Colombia una nueva forma de trabajo?

El microtrabajo es a veces tratado como un «nuevo» tipo de trabajo: una transformación de la mano de obra basada en el desarrollo de Internet y las plataformas en línea que actualmente lo soportan. El argumento de que estas plataformas son «nuevas» (algo que no es lo mismo que el «trabajo» tradicional) ha sido una de las formas en que las plataformas de trabajo en línea han intentado eludir las normativas laborales existentes.

Sin embargo, como ha demostrado esta breve historia, el uso de la «masa» (es decir, el público en general) para aportar pequeñas cantidades de información a proyectos de mayor envergadura no es nada nuevo. Lo que es diferente hoy en día es el uso de un nuevo medio tecnológico (Internet y sitios web diseñados para ello) para coordinar estos proyectos, sustituyendo algunos aspectos de la organización por una plataforma de software. Además, al dividir los puestos de trabajo en «tareas», las plataformas facilitan nuevas formas de mercantilizar la mano de obra y venderla «a la carta» a las empresas y otras personas que buscan externalizar algunos aspectos de su carga de trabajo a un menor coste.

¿Qué son las plataformas de microtrabajos?

Las plataformas de microtrabajos en Colombia y el mundo en general, son aquellas plataformas de trabajo en grupo que proporcionan a las empresas acceso a una gran fuerza de trabajo flexible distribuida por todo el mundo para realizar numerosas tareas pequeñas y rápidas, a menudo repetitivas. Una de las plataformas de microtarea más conocidas, AMT, se anuncia como un «mercado de trabajo» en el que «las empresas y los desarrolladores» tienen acceso a una «mano de obra escalable y a la carta».

Aunque no hay muchas plataformas de microtrabajos en Colombia, las demás surgieron inicialmente debido a la necesidad de una inteligencia humana única. Las plataformas de microtarea como AMT nacieron de la incapacidad de la inteligencia artificial para satisfacer las necesidades de las empresas de Internet que buscan ampliar el dominio de los datos que pueden almacenar, clasificar y servir en línea. La inteligencia artificial no podía clasificar los matices de las imágenes, sonidos y textos que llenaban la Web 2.0, por lo que se necesitaban personas, más que algoritmos, para llenar el vacío.

Las plataformas de microtrabajo comparten muchas características comunes, incluyendo el acuerdo de empleo entre trabajador, plataforma y cliente y el modelo de negocio de la plataforma. Más allá de estas amplias similitudes orgánicas, algunas de las plataformas de microtrabajos descritas en a continuación se concentran en ciertas áreas o procesos de trabajo.

Emprendedores y Autoexplotados

A pesar del lenguaje publicitario que ofrece una «mano de obra» a los potenciales solicitantes de tareas, o su propio nombre (como Microtrabajadores), las plataformas generalmente no reconocen a los microtrabajadores como empleados en el sentido tradicional. En cambio, casi todas las plataformas exigen que los trabajadores acepten la clasificación como trabajadores autónomos o contratistas independientes como en el caso de Rappi, Uber y Cabify.

Las siguientes plataformas deben ser tomadas como ejemplos en ausencia de similares proyectos enfocados en  Microtrabajos en Colombia:

Descripción de los posibles microtrabajos en Colombia si alguna de esas aplicaciones llegase al país:

Recolección de datos: la masa se utiliza para recoger los metadatos específicos que necesitan los solicitantes (clientes). Estas búsquedas incluyen, por ejemplo, la búsqueda de direcciones comerciales u otra información de contacto, como direcciones de correo electrónico, ubicación, etc.

Categorización: las tareas de categorización implican la clasificación de elementos en grupos. Se utiliza un rango de vocabulario para describir este tipo de tarea (por ejemplo, etiquetado, marcadores, anclas, etc.) dependiendo del solicitante o sitio para el que se ejecuta esta tarea.

Acceso a contenidos: el acceso al contenido se refiere a tareas que implican la promoción de un producto específico, incluyendo la optimización de motores de búsqueda (aumentando el tráfico en el sitio) y la prueba de aplicaciones.

Verificación y validación: se pide a los trabajadores que verifiquen y, por tanto, «limpien» los datos o clasificaciones existentes, o que confirmen la validez de algún contenido.

Moderación de contenidos: la moderación del contenido se refiere a la «práctica de filtrar el contenido generado por el usuario publicado en sitios de Internet, plataformas de medios sociales y otros puntos de venta en línea».

Estudios y revisiones de mercado: en esta categoría, se puede pedir a los trabajadores que revisen o evalúen un producto, servicio o ubicación. Estas revisiones vienen en varias formas, que van desde «compras misteriosas», donde un individuo va a una tienda (física o en línea) para comprar algo y califica los servicios prestados, hasta revisar y probar aplicaciones, o revisiones imaginarias sobre cosas, lugares, restaurantes, hoteles o servicios con los que el trabajador no ha tenido ninguna experiencia.

Inteligencia artificial y aprendizaje automático: esta categoría consiste en tareas relacionadas con la recolección de material destinado al aprendizaje automático o a la inteligencia artificial.

Transcripción: se les puede pedir a los trabajadores que transcriban información de diferentes tipos de medios, tales como audio, texto, fotos o videos, en forma escrita. Ejemplos de este tipo de tareas son: escribir los números y/o letras que se ven en una imagen (similar a las captchas, por ejemplo, la matrícula de un coche); contar el número de artículos de una marca específica en una foto de la estantería de un supermercado; extraer los artículos comprados o la información comercial de un recibo de compra; o escribir diálogos de archivos de audio o vídeo.

Creación y edición de contenidos: las tareas de creación y edición de contenido requieren que el trabajador cree nuevo contenido, o que revise, edite o traduzca los materiales existentes. El contenido en cuestión suele ser texto, pero también puede adoptar la forma de otros medios, como el diseño gráfico.

Encuestas y experimentos: mientras que las empresas confían en que la audiencia comprenda mejor el comportamiento y las opiniones de los consumidores, los investigadores académicos se dirigen a la audiencia para obtener información sobre sus temas de investigación.

¿Se pueden encontrar microtrabajos por fuera de estas plataformas en Colombia?

Sí, aunque la oferta es limitada, esta vez nos concentraremos en un nicho bien específico el cual es el empaque realizado desde casa. Por lo general, la gente tiende a buscar trabajos de empacadores de los siguientes productos:

  1. Llaveros de Cocacola
  2. Dulces
  3. Canicas
  4. Globos
  5. Juguetes
  6. Ropa deportiva
  7. Ropa interior
  8. Especias
  9. Revistas
  10. Manualidades

Cada una de esas 9 categorias preliminares serán descritas en la siguiente semana, para que de esta forma puedas encontrar microtrabajos en Colombia sin necesidad de un computador.

3 thoughts on “Microtrabajos en Colombia – La guía definitiva”

Deja un comentario